Este cliente acudió a nosotros después de pasar por un transplante capilar sin éxito y nos contó su historia. Ahora ha vuelto por segunda vez y se ha vuelto a poner en las manos de nuestro peluquero Javier Mota.

Como podéis ver, ha cambiado su peinado. Nos pidió algo más corto, con tupé y levantado. Y es que la seguridad y la confianza que le ha aportado su prótesis capilar, le ha animado a probar un peinado nuevo y más arriesgado y la verdad es que el resultado es aún mejor que el anterior. Nos encanta cómo le queda y queremos aprovechar la oportunidad para agradecerle no sólo por escogernos sino por seguir confiando en nosotros día a día y por dejarnos compartir su historia con todos vosotros.