Si te apetece ponerte mechas pero no quieres ser esclava del tinte ni dañar tu pelo con productos químicos, las extensiones de pelo son la solución. Muchas famosas las usan para lucir una melena en diferentes tonos en los eventos a los que acuden.

Si te cansas de ellas, te las quitas y listo, sin necesidad de ir a la peluquería ni de tener que volver a teñir tu pelo de nuevo.