Os dejamos una foto de Joel, del antes y después. Quien quiera verle en persona, no tiene nada más que acercarse por la peluquería.