La densidad es una de las cosas que más preocupa a los usuarios nuevos de prótesis. Si queremos lograr un aspecto natural, es muy importante acertar con la densidad correcta. Para ello, hay que fijarse en la densidad del pelo propio y buscar un sistema similar.

Si tu alopecia está muy avanzada, has perdido completamente el pelo en la zona superior y en los laterales se ven pequeños clareos, entonces elige una densidad bajita.

Si en los laterales aún tienes mucho pelo y es en la zona superior donde se ven clareos importantes, entonces elige una densidad media. Las densidades altas no suelen recomendarse salvo en casos especiales, pues no aportan un aspecto natural.

Las mallas suizas y francesas son las más finas y por ello también las más frágiles, admitiendo densidades bajas y medias que van del 50% al 100%, siendo esta última la densidad media de un adolescente varón sin alopecia y por ello la más recomendada.

La micropiel (también llamada poly o skin) y el monofilamento son bases algo más gruesas y más resistentes, admitiendo densidades medias y altas que van del 100% al 130%, lo que sería algo demasiado cargado.