La mayor parte de las dudas de los clientes que se adentran por primera vez en esto de las prótesis capilares se centran en el uso del pegamento, por lo que hemos decidido explicaros paso a paso cómo aplicar correctamente los diferentes adhesivos líquidos. Prestad atención porque lo que viene a continuación os va a ser de gran ayuda.

En primer lugar, antes de aplicar cualquier adhesivo ya sea líquido o cinta, hay que tener en cuenta algunas consideraciones previas:

• Es muy importante asegurarse de que la zona está limpia, que no quedan restos de adhesivos anteriores, sudor o suciedad. Para ello utiliza disolvente (C-22, Walker, Rapid Release, Ghost Buster, etc.) que elimina los restos de adhesivo y, posteriormente, lava la zona con gel exfoliante y/o champú.

• Es recomendable utilizar Scalp Protector, que protege el cuero cabelludo y deja la zona suave y limpia haciendo que los adhesivos se peguen mejor y duren por más tiempo.

Scalp Protector

Una vez que tenemos lista la zona, procedemos a aplicar el pegamento líquido. Ten en cuenta que en prótesis de malla nunca debe echarse en el sistema sino en la piel. En prótesis de micropiel sí puede aplicarse en el sistema.

• Si usas un adhesivo líquido de base acuosa (Ghost Bond, HS Oil Resistant White), echa una fina capa, que no queden grumos, y déjalo reposar hasta que se ponga transparente (2-3min), después aplica 1 ó 2 capas más y repite la espera antes de colocar la pieza.

• Si usas un adhesivo acrílico o de silicona (Walker Ultra Hold, Davlyn), aplica solamente una fina capa y déjalo secar antes de colocar el sistema.

• Si usas un adhesivo del tipo Hard Bond (Top Priority) recuerda que actúa en cuestión de segundos. Está formulado especialmente para sistemas de micropiel. Con sistemas de malla es importante que el pegamento NO toque la pieza, su aplicación debe hacerse en las cintas para aumentar el agarre de las mismas (es decir, se aplicaría entre la piel y la cinta). No es necesario esperar a que se seque pues pega inmediatamente.