Esto es lo que hizo este cliente, que vino desde París a nuestro centro estético de Madrid para que le diéramos una solución a su problema de alopecia. Nos había conocido a través de internet, le gustaron nuestros sistemas y nuestros peinados y, ni corto ni perezoso, se cogió un avión para venir a conocernos. Le colocamos la prótesis, le hicimos el corte que nos pidió y se lo peinamos a su gusto y este es el resultado.

Fácil, rápido y cómodo. Se cogió un avión para venir y, en el mismo día, se fue de vuelta a París muy contento con su nueva imagen.

Como se aprecia en las fotos, le pusimos el sistema desde el frontal hasta la coronilla con un tupé semilevantado que le aportaba un aspecto mucho más juvenil.