Hoy os dejamos algunos consejos para que vuestras extensiones adhesivas mantengan su belleza y naturalidad. Es muy importante realizar un buen mantenimiento si se quiere prolongar su duración.


A continuación os detallamos todos los puntos a tener en cuenta:

LAVADO: No es muy recomendable que laves tus extensiones todos los días. Cuando lo hagas, es mejor que mantengas la cabeza erguida, con el cabello hacia atrás. No frotes demasiado al lavar. Es mejor que no te laves el cabello con agua caliente, lo ideal es utilizar agua tibia o fría.

PRODUCTOS: Lo mejor es que utilices un champú neutro de buena calidad y apliques productos suavizantes e hidratantes que te ayuden a peinarlo y le aporten brillo y salud. Usa productos que no contengan alcohol, pues el alcohol seca el cabello. No tiñas tus extensiones de cabello tú misma, deja que lo haga un especialista.

CEPILLADO: Es imprescindible no cepillar el cabello agresivamente.

SECADO: Al igual que con cualquier cabello natural, es importante seguir unas instrucciones a la hora de utilizar un secador. Lo primero que debes hacer al salir de la ducha, es secar el cabello un poco con una toalla despacio y con cuidado. Utiliza el secador pero no a la máxima temperatura y guardando una distancia de unos 20-30cm. De esta manera, se evitará mucho daño, ya que la mayoría de las veces el pelo se daña por usar el secador muy cerca. Tampoco es muy aconsejable que coloques el secador muy cerca de la raíz de tu pelo.

Si sigues todos estos consejos, disfrutarás de una melena suave y brillante, libre de enredos y, además, prolongarás la vida útil de tus extensiones.